“DESAPARECIDO” — Comentario de CINE

Una estupenda Halle Berry, que expresa el instinto maternal de la especie, enfrentándose a un mundo hostil donde no tendrá más ayuda que contar con sus propias macilentas fuerzas. No recomendable para cardíacos.

Por JOBLAR

En mi opinión, Halle Berry es una hermosa mujer, que representa magistralmente la belleza estatuaria y ancestral de su raza. Todos recordamos su gratuito y agradabilísimo topless en Swordfish: acceso autorizado (de Dominic Sena, 2001), su cuerpo tiene mucho de felino (a pesar de que Gatúbela / Catwoman, de Pitof, 2004, no es una buena película) y es también una excelente (como lo demostró en Cambio de vida / Monster Ball, de Marc Forster, 2001, con un orgasmo bastante convincente).

Después de haber visto sus acrobacias de chica Bond en Otro día para morir (Die Another Day, de Lee Tamahori, 2002), hacer de Molly Woods en la serie televisiva Extant (2014-2015) y de Storm / Tormenta en los varios X-Men, la encontramos como Karla Dyson, una normal mesera que se encuentra en una situación de la cual —en nuestros tiempos— desgraciadamente nadie está libre: su hijo es secuestrado.

No es la primera película sobre este argumento, pero la diferencia está en que el niño no desaparece (en ese sentido, el título en castellano está equivocado, pero tal vez se evitó ponerle Secuestrado para no confundirlo con el homónimo clásico de Disney, de 1960), sino que es subido a un auto ante los ojos aterrorizados de su madre.

Y ahí empieza una persecución en tiempo real, que extenúa al espectador más flemático.

Realmente Halle Berry se transforma en una mujer que saca fuerzas de flaqueza para perseguir a una pareja de aspecto patibulario peligrosísimo y —sin contar la película— no cabe duda que son los rostros visibles de una organización delincuencial muy extensa.

No se trata de la típica película de fuerzas policiales ineficientes o de un mundo indiferente. El problema es que no hay tiempo. En esta selva, la única ley es la del más fuerte o del más astuto. Y Karla representa al instinto materno de toda especie viviente: debe rescatar y salvar a su cachorro. Aquí no es una mutante ni una espía atléticamente impecable: es una mujer común y corriente que no tiene más ayuda que sus macilentas fuerzas.

Ayudada —es claro— por toda la platea que espera que todo termine lo mejor posible.

El español Luis Prieto saca provecho de una buena actriz y produce adrenalina con un montaje impecable.

¡Que a nadie le toque una experiencia semejante! No recomendable para cardíacos.

(Kidnap. USA, 2017)

 

TRAILER DEL FILM:
“DESAPARECIDO”

PRODUCCIÓN:
BFD Distributions Perú

*****
Escuche los comentarios de JOBLAR en Radio Nuevo Mundo (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM en todo Chile; además de online en www.radionuevomundo.cl
*****