“Amityville: El Despertar” — Comentario de CINE

Entre remake y reboot, esta película se desarrolla con un relato metacinematográfico, basado en hechos reales. El resultado es convincente y da pábulo para nuevas incursiones en la temática.

Por JOBLAR

Han pasado 40 años después de la masacre de la familia De Feo, en la mansión de Amityville, en Long Island.

La historia es conocida por todos los habitantes del lugar y también por los espectadores que gustan del género, porque —sin ir más lejos— fue reconstruida durante una sesión espiritista en la película El conjuro 2 (The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist, de James Wam, 2016): en ésta, Lorraine Warren tiene su primer contacto con la monja Valak.

Bella, una adolescente (Bella Thorne), llega hasta la mansión junto a su madre Joan (una siempre atractiva y sugerente Jennifer Jason Leigh, que hace poco estuvo en Los 8 más odiados / The Hateful Eight, de Quentin Tarantino, 2015), su hermanita Juliet (Grace McKenna, con una cierta reminiscencia a Poltergeist) y su hermano gemelo James (Cameron Monaghan), que está en coma desde hace dos años.

El relato se centra en Bella, porque su presencia produce un extraño efecto en su colegio hasta que un compañero le explica que llama la atención por la casa en que vive. Así cómo se entera de la masacre y de las malas vibras, que allí se ven aumentadas por la tensa relación con su mamá, que sólo piensa en su hijo.

Y es que ella está desarrollando un plan, que ocultaba a sus hijas y que permitirá que el muchacho reaccione y —aparentemente— “resucite”.

No doy mayores antecedentes, pero desde el primer momento, ya viendo la conocida imagen de la casa, el espectador recibe el mensaje de que ahí mora una entidad maligna.

Entre paréntesis, la idea de las ventanas que parecen ojos ya la presentó Jacques Tati, de manera humorística, en Mi tío, producida en 1958.

Después de Suart Rosenberg (1979), Damiano Damiani (1982), Andrew Douglas (2005) y varios directores, Franck Khalfoun —un parisién avecindado en Miami— ha decidido retomar el argumento de manera metacinematográfica. Es así como no sólo alude a los hechos realmente ocurridos, sino que también muestra a Bella y dos amigos viendo la película en su equipo de video. No sólo: éstos ha llevado también la secuela y el remake en DVD. O sea, consagran la espeluznante situación de manera mediática.

En todo caso, transformada ya en una temática de culto, da pábulo para nuevas incursiones cinematográficas. Porque, a final de cuentas, como ya lo demostró Edgar Allan Poe en La caída de la casa Usher, la protagonista es la vivienda, que transforma en monstruos a sus habitantes.

(Amityville: The Awakening. USA, 2017)

TRAILER DEL FILM
“Amityville: El Despertar”

PRODUCCIÓN:
Trailers PC 

 

*****
Escuche los comentarios de JOBLAR en Radio Nuevo Mundo (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM en todo Chile; además de online en www.radionuevomundo.cl
*****