Lanzan libro “CHILE – La obsesión de jugar con fuego”

En la sede de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), se efectuó el lanzamiento del libro “CHILE – La obsesión de jugar con fuego”, de Hugo Murialdo Laport, recopilación de crónicas contingentes publicadas en el diario digital “Clarin.cl”.


Francisco Leal (Editorial Palabras Latinas), Hugo Murialdo (el autor), Paul Walder (editor del diario digital “Clarin.cl”), y Douglas Hübner (presidente del Círculo de Periodistas de Santiago).

SANTIAGO (Chile), 25 de Octubre – 2017.-  En días recientes se efectuó en la sede de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), el lanzamiento del libro “CHILE – La obsesión de jugar con fuego”, del periodista Hugo Murialdo Laport, publicado por Editorial Palabras Latinas.

En la presentación, intervinieron los periodistas Paul Walder, editor del diario digital “Clarin.cl”, Douglas Hubner, presidente del Círculo de Periodistas de Santiago, y Francisco Leal Díaz, en representación de la Editoril Palabras Latinas.

LAS CRÓNICAS:
MATERIAL DE ESTUDIO

A modo de introducción, Douglas Hübner especificó que los textos de Hugo Murialdo, en el presente volumen, corresponden a un compendio de crónicas escritas a lo largo de varios años para el diario digital “Clarin.cl”. “Son crónicas socio-políticas o más bien columnas de opinión”, señaló.

Y agregó que “cuando las crónicas logran trascender en el tiempo se transforman en material de estudio, en material histórico para las nuevas generaciones, y que, para el lector atento, sirven para entender el devenir de un país”.

“El acontecer y los problemas de nuestra sociedad —añadió Hübner—, son escrutados por una pluma valiente y sagaz. Pero no sólo eso, dado que incluyen en forma permanente una carga de ironía pocas veces vista en nuestro medio”.

Douglas Hübner manifestó su sorpresa al advertir en estas 62 crónicas del libro la certera fluidez de la ironía empleada por el autor, incluso para titular cada artículo. Y destacó una de las crónicas como su columna favorita. Se trata de la publicada el 23 de septiembre del año pasado, titulada “El fantasma de Kafka recorre Chile”. Celebró, incluso, la conclusión de su texto. “La crónica —aclaró Hübner—, termina con un remate brillante”.

Tras calificar como notable el trabajo periodístico de Hugo Murialdo en estas crónicas publicadas en el Clarín digital, planteó una carencia, según su opinión, al observar el autor con frecuencia “el vaso medio vacío”. Dijo extrañar las reflexiones positivas, como por ejemplo “el término del sistema binominal —según acotó—, que quizá dará paso a nuevos aires de nuestra aún cautelada democracia”.

Al concluir su alocución, Douglas Hübner reconoció la valentía del autor de “CHILE – La obsesión de jugar con fuego”, su capacidad periodística y su amor a la “Copia Feliz”.

GÉNERO LITERARIO
REGALADO AL PERIODISMO

En tanto, Paul Walder, editor del diario digital “Clarin.cl”, se refirió a la crónica destacándola como género literario regalado al periodismo: “La crónica periodística, escritura propia de la prensa tradicional —explicó—, se esfuerza hoy por mantener su espacio y brillantez ante la prensa digital y los comentarios masivos. Subsiste, pese a todos los excesos y distorsiones, bajo todos los sesgos y torsiones de los grandes medios, bajo el ruido insoportable de las redes sociales”.

El periodista Hugo Murialdo, observó, “tiene la gran virtud de recuperar en su narrativa el pasado más inmediato para su interpretación, orden y, acaso, disección. Para una primera observación histórica. Una visión crítica, una segunda mirada que aclara y contextualiza aquella escena denominada realidad mediática”.

“El periodista, por su extrema cercanía —aclaró—, es parte del andamiaje político; el cronista, en tanto, ejerce su mirada, a veces crítica, en ocasiones irónica, a ratos, con rasgos de humor y comedia. Su valor no sólo está en su presencia e inmediatez, sino también en una modelada distancia”.

Paul Walder advirtió que el cronista es creador de realidades, tarea heroica ante el torrente espeso de informaciones trabajadas por la gran prensa hegemónica. “Ante esta descripción oficial —señaló—, densa, en extremo uniforme, el cronista destaca por su independencia y libertad. Hugo Murialdo es ejemplo y paradigma”.

Mencionó que la selección de crónicas de este volúmen abarcan la agenda política y social desde los primeros años de esta década. Un período posiblemente el más interesante desde finales del siglo pasado. Una etapa que es bastante más que una nueva vuelta al circuito de la transición, sino las señales de la emergencia de un nuevo ciclo.

“Las crónicas de Murialdo —añadió Walder—, todas publicadas en el sitio web del Clarín, absorben e interpretan este cambio en los ciclos políticos, los que se suceden a partir del 2010 aún sin una secuencia clara”.

Tras definir como “farsa política” y “crónica de un desastre protagonizado por las elites”, Walder aclaró que “es a partir de este momento que se hace más necesario que nunca una interpretación de los hechos, ya desanclados a los moldes sobre los que se organizaron las dos primeras décadas de la post dictadura. Un periodo, aún confuso, sin duda, que ha trasladado las acciones desde las elites a una ciudadanía que ejerce toda su fuerza crítica hacia el orden conocido y sus instituciones”.

Es éste el escenario general observado en las crónicas de Hugo Murialdo. “Un circo —dijo—, pero sobre todo un montaje de última hora por el cual el cronista circula, toma notas, relata y denuncia. Una comparsa desigual y contradictoria con los mismos protagonistas de hace dos décadas hoy decadentes y avejentados sobre el deteriorado escenario”.

“Es esta la voz del cronista —agregó—, identificado con las multitudes interpelando y denunciando en los mismos salones del poder. Porque el cronista es, además de un observador, un relator y también un protagonista incómodo para sus múltiples personajes. La mirada y la pluma de Hugo Murialdo se instala entre las oficinas de las elites y desde allí desata su reflexión y crítica como una primera voz que puede ser un interrogatorio al poder, una llamada, un debate o un simple susurro”.

Finalmente, Paul Walder advirtió que “la escena de la crónica es, sin duda, el lenguaje. Es este el armazón que no tiene ni límites ni fronteras definidas y que permite recrear nuevas realidades. Un género periodístico clásico que permanece intacto en un mundo de redes sociales y torrentes de bits”

PALABRAS
DEL AUTOR

En su intervención, Hugo Murialdo Laport, autor de “CHILE – La obsesión de jugar con fuego”, planteó la urgencia de la descentralización del país, aunque enfatizó la inutilidad de que el Congreso funcione en Valparaíso. “Lo ideal sería que allí funcionara un buen hotel, con amplios salones para la organización de eventos, originando así buenos ingresos para la Municipalidad de Valparaíso”.

Destacó que en numerosas crónicas se ha referido a la Asamblea Constituyente, asombrado ante la ignorancia generalizada respecto de su funcionamiento. “La Asamblea Constituyente —comentó—, es casi un Poder Legislativo. Cuando en un país se orgniza una Asablea Constituyente, el Congreso debe entrar en receso. No tiene objeto que siga funcionando. La Cámara de Diputados puede seguir funcionando en su labor fiscalizadora. Y muchos empleados del Congreso deben asumir tareas en la Asamblea Constituyente”.

Hugo Murialdo confesó haber escrito una serie de crónicas respecto de la autonomía universitaria. “Me da vergüenza que la ministra de Educación —espetó—, no tenga idea de lo que es la educación; y menos, de lo que es una universidad estatal”.

Murialdo confesó que, en ocasiones, aflora la “furia italiana” en sus crónicas ante las insolventes declaraciones de ministros y funcionarios de Gobierno: “Eso sí —especificó—, siempre están listos para criticar lo que sucede en otros países, particularmente en Bolivia y Venezuela”.

Observó, además, que Chile a partir del golpe cívico-militar de 1973 que derrocó al Presidente constitucional Salvador Allende, “es un Estado ilegítimo”. “El estado en Chile —apuntó— no se ha constituido y, por tanto, toda acción ministerial o gubernamental no tiene valor. Después de la dictadura, el Estado chileno no se ha constituido. Los tratados internacionales señalan que, tras un período dictatorial, toda nación tiene la obligación de llamar a una Asamblea Constituyente, para convertirse en un Estado republicano y democrático, cuyo poder radica en el pueblo”.

En su exposición, el autor destacó, incluso, la trascendencia histórica de varios de sus artículos donde aclara y verifica acontecimientos históricos, necesarios de tener en cuenta desde los años de la Independencia de Chile.

Por las contingentes crónicas publicadas en el volumen “Chile – La obsesión de jugar con fuego”, desfilan personajes del pasado y del presente, de todas las corrientes políticas, observando su accionar cotidiano y sus desafortunadas declaraciones.

Murialdo se explayó, ante el auditorio, respecto de algunos de sus artículos, todos contingentes, considerando que constituyen la historia reciente acaecida en Chile, con sus correspondientes personajes protagónicos y de primera plana.

Este es el segundo volumen de Hugo Murialdo Laport, acertada recopilación de sus crónicas publicadas en el diario digital Clarin.cl. El primero se tituló “Tiro de gracia”, publicado en 2013 por Editorial Palabras Latinas.

Este segundo volumen “CHILE – La obsesión de jugar con fuego”, puede ser adquirido en diversas librerías de Santiago.

“CHILE – LA OBSESIÓN DE JUGAR CON FUEGO”
Hugo Murialdo Laport
Editorial Palabras Latinas
-2017-

PUNTOS DE VENTA

TAKK LIBROS
Andrés de Fuenzalida 18
Tel: 22 233 6321
Providencia

NUEVA ALTAMIRA LIBROS
Las Urbinas 23 – Local 64
Galería Drugstore
Tel: 22 231 5383
Providencia

QUÉ LEO
Pedro de Valdivia 40
Tel: 22 234 5949
Providencia

FERIA INTERNACIONAL
DEL LIBRO DE SANTIAGO
– FILSA 2017 –
Desde el 26 de octubre al 12 de noviembre
Estación Mapocho-
Librería Prosa & Política
– Stand B7 –
Tel: 22 326 8805
Santiago Centro