“Coco” — Comentario de CINE

La mejor película de animación de este año 2017 y, sin duda, una de las mejores del año, en general. El espíritu latinoamericano se respira libre de todos los clichés impuestos por el cine estadounidense. Y arranca lágrimas de alegría y de tristeza, a la vez.

Por JOBLAR

Muchos están ya tarareando Recuérdame, que es una canción de amor, pero de amor puro y no carnal: es la canción de un padre por su hija de quien se separó, pero realmente no abandonó como toda la familia ha pensado siempre.

La Fiesta de los Muertos es anterior a la llegada de los europeos a México. No tiene nada que ver con Halloween, excepto en la coincidencia de la fecha, determinada por una recurrencia astronómica.

Lee Unkrich y Adrián Molina, por encargo de la Disney-Pixar, se demoraron siete años en confeccionar esta obra maestra de la cinematografía y que está ambientada durante esa celebración.

Miguel tiene doce años, hijo de zapateros, quiere ser músico como su tatarabuelo. Pero su familia se lo prohíbe, porque justamente su tatarabuelo dejó a su familia para ser un músico famoso y nunca más volvió. Su esposa sobrevivió fabricando calzado y del antiguo grupo familiar sólo queda la bisabuela Socorro (a quien apodan Coco y que da el nombre a la película) que aún tiene en su memoria la canción que su padre le escribió.

Cuando se empezó a promover la película, yo pensé inmediatamente en El libro de la vida, de Jorge R. Gutiérrez y —en efecto—, el relato se desarrolla considerando el mundo paralelo de los muertos, que siguen existiendo mientras alguien se acuerde de ellos. Esa es una antigua certeza ancestral, que se expresa en tantos testimonios arqueológicos.

Mi difunta madre me dijo cuando yo era niño: “M’hijito, que una persona se muera es no verla más”. Y se lo agradeceré siempre, porque lo asumí como un tránsito normal. Pero después aprendí (gracias a Francesco Petrarca, que recordaba a su mítica Laura) que una persona ha muerto cuando ya desapareció de nuestra mente.

En la tradición mexicana, los muertos vuelven en su Día y, por ello, hay que esperarlos y recibirlos. Pero los guionistas suponen que también los muertos no quieren desaparecer (no se sabe a cuál dimensión pasan) y por ello deben ser recordados. Cuando Miguel toma la guitarra de Ernesto de la Cruz, se encuentra transportado en el mundo paralelo y conocerá a Héctor, que vive el drama del olvido.

Suelo no contar la película y ahora menos que nunca. El viaje de Miguel le permitirá aclarar muchas cosas, sobre todo que los hechos pueden ser manipulados y no siempre la historia que se cuenta es la verdadera. Por otro lado, los muertos no dan miedo a pesar de presentarse como los esqueletos que siempre han dado miedo en las películas como recuerdo de los terrores de las representaciones medievales.

Y si le dan ganas de llorar, de alegría y de tristeza a la vez, no dude en hacerlo. Es la constatación de que aún somos seres humanos capaces de emocionarnos. 

(“Coco”. USA, 2017)

TRAILER DEL FILM:
“Coco”

PRODUCCIÓN
Trailers in Spanish

 

********

JOBLAR EN
“RADIO NUEVO MUNDO”

Escuche los comentarios de JOBLAR en Radio Nuevo Mundo (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM en todo Chile; además de online en www.radionuevomundo.cl

*****