DEL POST DILUVIO PARRIANO…

Nicanor Parra se calificaba de devoto de la buena mesa y, en verdad, era un estoico consumidor de cazuelas caseras y tampoco era un buen bebedor, ni siquiera bebedor, más bien un disciplinado hijo del orden alimenticio, lejos de los excesos.
Nota del Editor: Este artículo fue escrito cuando el antipoeta chileno tenía 96 años de edad.

Por Rolando GABRIELLI

Desde Ciudad de Panamá

Pudo haber sido más próximo a un vegano, que ese sibarita que quería dar a conocer a sus incautos lectores.

Hoy hablamos del post Parra a través de una nota escrita hace varios años y que relata su adhesión y de numerosos intelectuales a favor de un grupo de mapuches acusados de terroristas, cuando siguen siendo desarraigados de sus tierras originarias, un tema de más de 200 años y 500, si vemos que viene de la conquista española.

Parra, en huelga de hambre a los 96 años, no deja de ser un hecho curioso y relevante, llamativo y singular, quizás insólito.

Nunca fue un hombre de adhesiones populares, políticas, sociales, más bien un anarco solitario, francotirador a la Violeta y más.

Por ello, esta anécdota tiene su importancia, está adscrita al campo de lo curioso, novedoso, en la historia de un personaje trasgresor poéticamente.

Parra estaba muy obsesivo en tiempos de la Unidad Popular y un día dijo, cuando Salvador Allende yacía en una tumba anónima, que él estaba en la lista del “Plan Z” —que dicho sea de paso nunca existió—, para “ser aniquilado por las hordas marxistas”.

La historia es la historia, lo demás son cuentos.

Parra siempre se solidarizó con los mapuche, tal vez, una cuestión de sangre ancestral, un llamado de la tribu originaria.

NICANOR PARRA SE SUMA A
HUELGA DE HAMBRE EN CHILE

El antipoeta chileno, a los 96 años de edad y reconocida figura internacional de las letras—, se ha sumado a la huelga de hambre que lleva adelante un grupo de más de 80 chilenos artistas, profesionales, dirigentes políticos, sacerdotes, religiosas, en apoyo a los comuneros mapuche en sus reivindicaciones sociales, culturales, políticas y ancestrales.

Los mapuche cumplieron 74 días en huelga de hambre en cinco cárceles ubicadas en el sur de Chile. en protesta por la aplicación de leyes pinochetistas y militarización del territorio donde viven, entre otras demandas que tienen que ver con la devolución de tierras.

El escritor Pedro Lemebel y el actor Daniel Alcaíno también se sumaron a esta huelga de hambre que involucra a un número plural de chilenos que hacen un llamado al gobierno para que derogue las leyes antiterroristas que amenazan la salud del tejido social de Chile y la convivencia pacífica de todos sus ciudadanos.

Un robo de madera tiene como sanción en Chile, para los mapuche, bajo la ley antiterrorista, la friolera de 46 años de cárcel.

El desafío de Parra, Premio Nacional de Literatura, al establecimiento, no es nuevo, pero el antipoeta hasta ahora sólo usaba la ironía de sus palabras, los juegos verbales, la agresión de los contrarios, ponía al servicio del lenguaje su mundo racionalmente anárquico. Lo verdaderamente movilizador de este gesto parriano, candidato longevo también al Premio Nobel de Literatura y poeta mayor del habla española, es que ha vuelto a salir al ruedo de la realidad nacional, ya retirado en su casa del balneario costero Las Cruces.

APOYO AL
MOVIMIENTO MAPUCHE

No he leído en la gran prensa internacional un seguimiento a esta huelga heroica de los mapuche y menos al apoyo directo que tiene esta etnia en un grupo plural de intelectuales, artistas, religiosos, dirigentes sociales, sindicales, políticos, una muestra de la sociedad chilena. Es una noticia que ha nacido bajo un fuerte blindaje informativo, como si no existiera un problema que se arrastra hace dos siglos, 200 años, y que se ha ido agravando desde que la dictadura militar impuso su ley a sangre y fuego nuevamente en las tierras del Arauco indomable.

La huelga continuó hasta el 27 de septiembre del 2010.