ANGÉLICA SAGRREDO UGALDE: “SOY UNA HORMIGUITA DEL ARTE”

Se inclinó por el grabado, aunque igualmente ha incursionado en la pintura y en el muralismo… Trabaja la técnica mixta mezclando el grabado, la pintura y el acrílico, con óptimos resultados… El tema de los Derechos Humanos ha ocupado la mayor parte de su trabajo creativo…

 Por Francisco LEAL DÍAZ

 
El dolor de la tortura

SANTIAGO (Chile), 11 de Octubre — 2019.-  Con estudios de grabado en Bellas Artes, en Santiago, y de pintura, en Valparaíso, Angélica Sagrredo Ugalde ha desarrollado su sensibilidad artística tras observar con admiración exposiciones de grandes talentos pictóricos, entre ellos, principalmente, Francisco de Goya y Picasso.

No obstante, se inclinó por el grabado, aunque igualmente ha incursionado en la pintura y en el muralismo.

—El grabado —explicó Angélica Sagrredo—, tiene para mí un significado muy grande, trasunta una mística especial y ofrece una forma poderosa de expresión…

La artista confiesa que, en este contexto, le gusta reinventarse y emplear técnicas mixtas, como una manera de nuevas búsquedas. Trabaja la técnica mixta mezclando el grabado, la pintura y el acrílico, por ejemplo, con óptimos resultados para sus objetivos creativos.

En la actualidad, incursiona en el muralismo, invitada por el “Fam Fest Víctor Jara”, experiencia que inició el año pasado (2018), con núcleos activos de la agrupación “Ramona Parra”. Confiesa que con ellos no sólo experimentó identificación en lo artístico, sino que igualmente en lo ideológico, lo que implicó un productivo ejercicio artístico.

—¿Crees que existe una vasta transición entre el grabado y el muralismo?

—No, nunca lo he sentido así… En mi caso, permanentemente he estado vinculada tanto al grabado, como a la pintura y al muralismo. En esta etapa, creo que llegar al muralismo ha sido algo así como la consagración de mi actividad artística. Considero que un artista no debe quedarse en un solo nicho; debe ser multidisciplinario…


Las dos caras de la tortura

—Respecto del grabado, ¿existe alguna inspiración especial?

—Diría que me inspira su magia, la mística que posee la técnica del grabado… Permite jugar magistralmente con luces y sombras, por ejemplo. Y, en varios de mis grabados, he mezclado otras técnicas con óptimos resultados.

—¿Y cuál es el sentido de tu expresión, el mensaje que deseas formular al observador de tus trabajos?

—Me gusta que el público observe, medite y saque sus propias conclusiones… Me interesan las sensaciones que el observador percibe…

 
Angélica Sagrredo Ugalde

CONTEXTO ARTÍSTICO 

El permanente desafío artístico de Angélica Sagrredo Ugalde está vinculado íntimamente a aquéllos seres humanos que padecieron y que aún sufren debido a los abusos y violaciones cometidos en Chile durante los años de la dictadura cívico-militar que derrocó al Presidente Salvador Allende (11 de septiembre, 1973). Los años que siguieron, casi dos décadas, fueron de inusitada represión, violaciones a los Derechos Humanos, crímenes políticos, detenidos-desaparecidos, niños recién nacidos arrebatados a sus madres, transgresiones y abusos sexuales aberrantes. En este contexto político y social, se ha desarrollado el proceso artístico de Angélica Sagrredo, quién se define como “una hormiguita del arte del grabado”.

Hoy trabaja en intensos proyectos visibilizando estas temáticas, denunciando inhumanos atropellos cometidos en Chile en los duros años de la dictadura.

Tras un acucioso trabajo de investigación —en terreno—, la artista trabaja en dos proyectos que ha denominado “Los cuervos de la dictadura” y “Mujeres mutiladas”.

—Mi primer trabajo de investigación —revela Angélica—, se insertó en el mundo mapuche… Fue una insuperable experiencia, pues ellos me proporcionaron conocimientos de la cosmovisión mapuche, así como me impregnaron de su gran amor a la naturaleza, a la pachamama… Toda esa gran enseñanza la he reflejado en mis obras, y en otras que están en proceso aún… Logré entender que los mapuche son un pueblo maravilloso, con grandes aportes a nuestra cultura, hasta el día de hoy. Y siempre admiré la mágica conexión que ellos logran con la naturaleza… 

Los estragos de la tortura

DERECHOS HUMANOS:
UN CONTEXTO COMPLEJO Y DOLOROSO
 

En cuanto a la temática de los Derechos Humanos, reconoce que es un contexto muy complejo y doloroso.

—Yo hago mi trabajo artístico con mucho respeto —sentencia Angélica—; no es fácil hablar de este tema y luego expresarlo a través del arte. Mi objetivo es hacer que el público conciba lo que significó para muchos chilenos haber vivido episodios tan dolorosos. Aún hoy, a 46 años del golpe militar, tenemos una gran deuda con hombres, mujeres y niños que murieron durante la dictadura. Mi trabajo artístico pretende ser una reflexión nacional, para que se entienda que estos obscuros sucesos no pueden volver a repetirse. 

Activa gestora cultural

PROCESO DE INVESTIGACIÓN

El proceso de investigación de la artista se definió visitando en terreno aquellos lugares trágicos registrados en dictadura, como Londres 38, Villa Grimaldi, el Estadio Víctor Jara y el Estadio Nacional, entre otros, además de lecturas acuciosas y frecuentes visitas al Museo de La Memoria.

—Pero, sin duda, lo que más me ha aportado para mi trabajo artístico, ha sido el contacto personal con quienes vivieron estos dramáticos sucesos. Y entre los libros, destaco los de Javier Rebolledo y Jorge Baradit.

Angélica denuncia lo impactante que ha sido para ella enterarse en detalle —en este proceso de investigación—, de la muerte de tantos niños y mujeres, muchas de ellas embarazadas.

—Han sido experiencias desgarradoras, impresionantes. Cada vez que investigué en terreno, quedé con una sensación de angustia, intentando entender qué habría ocurrido exactamente en estos trágicos centros de tortura. Y entonces me he preguntado, con insistencia: ¿de qué manera puedo plasmar en mi trabajo artístico las sensaciones percibidas en estos lugares? Fui, además, al Estadio Víctor Jara, y estuve en el mismo lugar donde mataron a Víctor. ¡Es brutal…! Percibir esas sensaciones, es brutal, al dimensionar lo que allí sucedió… 

FUNDACIÓN VÍCTOR JARA 

Desde hace tres años Angélica colabora asiduamente con la Fundación Víctor Jara, trabajando codo a codo con Joan Jara, esa valerosa mujer que ha soportado estoicamente tantos dolores tras el horrible asesinato de Víctor.

—Mis agradecimientos a Joan Jara (en la foto) y a todos los miembros de la Fundación Víctor Jara, quienes han sido excelentes personas conmigo, permitiéndome aportar con mi trabajo en diversos murales. Me enorgullece advertir cómo todas las disciplinas artísticas, tanto la música, la plástica, la danza y el teatro, se unen para estar permanentemente presentes en emotivos homenajes a Víctor Jara.

Angélica Sagrredo insiste, y quiere dejar muy en claro, que su trabajo de grabados referente a los Derechos Humanos, los ha realizado con mucho respeto por las víctimas.

—Es posible que algunas personas consideren que mi obra es algo muy fuerte… Pero aclaro que se trata de una mirada artística para explicar y transmitir el sufrimiento de tantos chilenos durante la dictadura. No busco el dramatismo, sino que es mi forma artística de expresar ese doloroso período histórico vivido en Chile. ¡Y para que nunca más vuelva a repetirse!

GALERÍA DE IMÁGENES

Trabajando en la Fundación Víctor Jara: al centro, Joan Jara y Angélica Sagrredo
Junto a Belisario Piña, cantor popular de Nos

Junto a don Mariano, su esposo




Angélica Sagrredo Ugalde confiesa ser “una hormiguita en el arte del grabado”…