ESTALLIDO SOCIAL IRRUMPIÓ EN ESTUDIOS DE TELEVISIÓN NACIONAL DE CHILE

La renuncia del Directorio de Televisión Nacional de Chile exigieron —en el programa “Buenos Días a Todos”— representantes del Sindicato de Trabajadores Uno de TVN, junto a manifestantes de la Coordinadora “No + AFP”…

 Por Francisco LEAL DÍAZ
FOTOGRAFÍAS:
Marita Cueva Guerra

SANTIAGO (Chile), 16 de Enero — 2020.-  En momentos en que los periodistas Iván Núñez e Ignacio Gutiérrez animaban el matinal de Televisión Nacional de Chile (TVN), “Buenos Días a Todos”, irrumpió en el estudio un grupo de trabajadores del Sindicato Uno de TVN y manifestantes, entre ellos, representantes de la Coordinadora “No + AFP”.

Desde temprano, se habían apostado frente a las instalaciones de TVN, ubicadas en el Barrio Bellavista. Allí desplegaron gigantescos cartelones con frases como “La TV pública no se vende”, “Derecho a la información”, “La TV, pública es de todos”, “Derecho a la información veraz y pluralista”, exigiendo, además, salud, educación e información pública gratuita, demandas sociales acordes a lo expuesto por millones de chilenos que protestan por las desigualdades imperantes en Chile. El estallido social, desde el 18 de octubre de 2019, no ha perdido terreno pese a la apatía del gobierno de Sebastián Piñera para intentar resolver los conflictos sociales planteados desde hace tres meses. Por el contrario, el gabinete ministerial —con Gonzalo Blumel a la cabeza, como ministro del Interior—, no han logrado sintonizar con el histórico e inédito movimiento social que se vive en la actualidad.
 

EL CANAL NO SE VENDE 

“El canal no se vende; el Canal es un patrimonio de la nación y nos pertenece a todos. Aquí hay algo que les falta cumplir y estamos pidiendo que se cumpla”, señaló Roberto Reyes, presidente del Sindicato Uno de Trabajadores de TVN

Alrededor de las 11:00 de la mañana, Televisión Nacional transmitía el programa matinal “Buenos Días a Todos”, hablando del caso de Sergio Jadue y su esposa, en Miami. Al irrumpir los sindicalistas del Canal y los dirigentes sociales, tanto Iván Núñez como Nacho Gutiérrez, ofrecieron sus micrófonos. La vocera de la Coordinadora “No + AFP”, Carolina Espinoza, manifestó: “Tenemos la esperanza de construir un país mejor y entre los derechos vulnerados en nuestro país, están las comunicaciones. La libertad de expresión es un derecho fundamental y, por lo tanto, el rol de la TV pública es permitir el acceso y desarrollo a la cultura, que todos los actores sociales estén presentes incluyendo las organizaciones territoriales y de base…”

Iván Núñez, sorprendido, atinaba a argumentar: “Por eso… por eso… les hemos dado el micrófono y estamos escuchándolos… con el respeto debido, para que terminen lo que quieren decir”

La dirigente social continuó: “Sólo agregar que aquí está representada una diversidad social, que están afuera del Canal expresando también sus planteamientos; aquí está representado el Consejo de Defensa de la TV Pública, el Sindicato de Trabajadores Uno que representa al mundo de trabajadores y trabajadoras del Canal y del movimiento Unidad Social, que representa a más de 100 organizaciones civiles en esta movilización… Hemos coincidido aquí para plantear cuál es la misión pública y plantear la inquietud y crítica respecto de la falta de diversidad y pluralismo que observamos no sólo en la estructura del Directorio de TVN, que es de carácter binominal, sino también en la programación y en la parrilla programática habitual… (Aquí Nacho intentó interrumpir)… Y es necesario, además, que en el único programa político de TVN, como lo es Estado Nacional, incorporen la pluralidad en serio… Eso implica diversidad de género, diversidad de organizaciones sociales, estudiantiles, gremiales, diversidad sexual, regionalización, y por cierto todas las expresiones políticas y sociales que no tienen…”

Aquí interrumpieron simultáneamente Núñez y Gutiérrez, tal vez en un intento de detener la alocución de Carolina Espinoza.

Dubitativo, Nacho argumentó: “Yo quiero decirles algo muy claramente: entre los desafíos de la TV pública, nosotros tenemos el deber de cuidar todos los días el aire, y estamos en la misión de levantar TVN, como lo hemos hecho desde hace tiempo, y los dirigentes de este canal lo saben, a quienes vemos todos los días… Pero nosotros tenemos también un deber que cumplir, si ustedes ingresan a este Canal, la libertad de expresión, y por eso les damos la palabra, pero antes vamos a ir a una pausa comercial… (En un vano intento de cortarles el micrófono)…

No obstante, otro dirigente, el director y guionista Cristián Jiménez, se acercó a Nacho e hizo uso del micrófono. Su alocución fue directa, sin rodeos: pidió la renuncia de todo el Directorio de TVN. Dijo: “Me gustaría enfatizar una idea, que Televisión Nacional tiene una misión pública. Y esa misión no es optativa ni utópica. Es una obligación consagrada en la ley y en los estatutos internos del Canal. Pero esta obligación pública no se cumple hace muchos años… Y estamos acá para decirle al país y decirle al Directorio que esto es inaceptable”.

Agregó que este era el único medio al cual se le podía exigir: “Dado que estamos constatando que hay una violación —agregó—, y que no se cumple la misión pública, pedimos la renuncia del Directorio del Canal; que renuncien todos los directores, que den un paso al costado por el bien de Chile y que permitan que se nombre un nuevo Directorio que respete las normas de pluralismo… (Volvió a interrumpir Nacho Gutiérrez, argumentando sutiles conceptos de libertad de expresión)… Esto que pedimos no es algo caprichoso. Lo pedimos, porque estamos convencidos que es fundamental que entre un Directorio nuevo que permita el inicio de un debate público serio, de cara al país, para que existan cambios profundos que permitan que, finalmente, este Canal —que es de todos los chilenos— pueda cumplir la misión pública que la ley, insisto, y sus propios estatutos le imponen…”

Volvió a interrumpir Nacho Gutiérrez. “Ya les dimos el espacio”, argumentó.

El conductor de programas faranduleros, no volvió a ofrecer el micrófono a los sindicalistas manifestantes y, sencillamente, mandó el programa a comerciales. Los manifestantes, en todo caso, quedaron muy satisfechos, pues en lo medular, habían cumplido su objetivo. La petición de renuncia al aire del actual Directorio de TVN, ya había corrido de norte a sur del país.