“Dos son familia” – Comentario de CINE

La antigua temática del que engendra y del que cría, pero presentada en una comedia que retrata la superación del antiguo modelo de familia y cómo puede perdérsele el miedo a la vida.

Por JOBLAR

Samuel vive su irresponsable existencia de eterno adolescente en la costa mediterránea francesa, hasta que aparece una jovencita (Clémence Poésy) con una guagua, le dice que es su hija y se la deja.

La película empieza frente a un acantilado desde el que su padre le pidió que saltara cuando niño para perder el miedo a la muerte. En esta muy seria comedia, va a aprender a perder el miedo a la vida.

Con la bebé en sus brazos parte para Londres con la esperanza de devolverla a la madre, pero no va a ser posible. Ésta ha desaparecido y tendrá que hacerse cargo de ella, mientras su jefa en Francia le avisa que ha perdido su trabajo.

Sin embargo, conoce en el mismo aeropuerto a un francés homosexual, que es productor cinematográfico (el canadiense Antoine Bertrand) y que le ofrece trabajo como stuntman. Es así como pasan ocho años y la niña (Gloria Colston, una negrita encantadora de la que seguramente se volverá a oír hablar), crece en un mundo de fantasía, que substituye a la madre ausente con su presunta presencia virtual. En efecto, Samuel la convence de que es una agente secreto que viaja peligrosamente por el mundo.

Sólo que, después de tanto tiempo, la madre aparece verdaderamente pidiendo la tuición de la hija.

¡Por favor! No estoy contando la película, porque falta mucha trama por desarrollar. Lo importante para mí es entender la perspectiva del director.

La temática del que engendra y del que cría ha sido planteada por una obra maestra como El círculo de tiza caucasiano, de Bertolt Brecht, que el ITUCH (Instituto del Teatro de Universidad de Chile) propusiera en Chile en 1962. ¿Y por qué no? Como niño, lo recuerdo en El bolero de Raquel, de Cantinflas (1956), que todavía puede verse en televisión. Y los que gustan del cine judío norteamericano tendrán presente Kramer versus Kramer, de Robert Benton (1979).

¿Y cuál es la perspectiva que me parece ver aquí? La del nuevo tipo de familia que va ganando espacio. La tradicional pareja heterosexual, con hija (o hijo) de ambos, deja el paso a la niña (o niño) que tiene derecho a vivir.

El mismo título original es indicativo: Todo comienza mañana. ¡Y hay que ver si no es cierto! En un mundo cambiante e inseguro como el actual, resolver los problemas del presente es un imperativo categórico.

Omar Sy es un hombronazo senegalés, nacido en Francia, que —con su 1.90 m—, ha dado muestra de su capacidad física en Jurassic World, X-Men e Inferno. Según él, es un humorista y aquí tiene ocasión para demostrarlo.

En efecto, el estilo liviano del relato evita que sea un dramón insoportable. Y el cine francés —por lo menos en este caso— conserva toda su calidad.

(Demain tout commence. Francia, 2016)

TRAILER DEL FILM:
“Dos son familia”

PRODUCCIÓN:
Corazón Films

 

__________

Escuche los comentarios de JOBLAR en Radio Nuevo Mundo (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM en todo Chile; además de online en www.radionuevomundo.cl
____________