“NOCHE DE JUEGOS” — Comentario de CINE

Comedia de enredos, de gusto muy estadounidense, que entretiene por lo inverosímil. El truco está en entrar en el juego, dudando en todo momento de todo y de todos. Incluso, sobre el “huevo de Fabergé”.

Por JOBLAR
Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile

Max y Annie se reúnen semanalmente con dos parejas amigas para entretenerse con juegos nocturnos. No se trata de swingers, sino de entretenciones inocentes, que incluso pueden terminar por aburrir. Uno de los invitados frecuentes —un joven policía— se ha retirado del grupo, porque lo abandonó su esposa. La noche en que transcurre el film se encuentran con un matrimonio de color (él está obesionado porque ella lo traicionó una vez) y dos compañeros de oficina (ella está renuente, pero él tiene esperanzas).

Brooks, hermano de Max, propone algo nuevo: vendrán un falso agente de FBI y falsos criminales que lo raptarán. Los que logren rescatarlo podrán quedarse con su auto último modelo.

Todo se cumple a la perfección, sólo que el rapto parece demasiado real. Además, las pistas llevan a las tres parejas por carriles distintos.

Y empieza una noche caótica, en la que el juego se vuelve cada vez más peligroso. ¿Pero es un juego o todo está ocurriendo de verdad? Naturalmente, no daré la respuesta. Me limitaré a decir que los protagonistas pasan por las situaciones más disparatadas. Cada pareja pasa de una chambonada a la otra, con balas de verdad, con la intervención del amigo policía… ¡hasta con el robo de un huevo Fabergé que está en la caja fuerte de un millonario en cuya mansión se practican luchas clandestinas!

Como Los Tres Chiflados, estas parejas mixtas se enfrentan a situaciones completamente inesperadas, que incluyen persecuciones y balazos.

La única manera de seguir la película es no tomarla en serio y disfrutarla como un juego, reconociendo todas las referencias cinéfilas que se difunden por doquier. Incluso aparece un “doble” de Denzel Washington: ¡atención con el bonus track!

Los directores John Francis Daley y Jonathan Goldstein se han destacado como guionistas, por ejemplo de Spiderman: Regreso a casa (Spiderman: Homecoming, de Jon Watts, 2017). Jason Bateman es conocido por la serie televisiva Sacrificios de familia (Arrest Development) y pequeños roles en películas como Juno (de Jason Reitman, 2007) y Handcock (de Peter Berg, 2008).

Un párrafo aparte para Rachel MacAdams, gran actriz de películas como Spotlight (de Thomas McCarthy, 2015), Medianoche en París (Midnight in Paris, de Woody Allen, 2011), o la Irene Adler de los Sherlock Holmes de Guy Ritchie. Es también una buena comediante en películas como Cuestión de Tiempo (About Time, de Richard Curtis, 2003).

Está encantadora como una adulta joven un poco tonta (en la realidad tiene 39 años) y me recordó a Elisabeth Shue en Una noche por la ciudad (Adventures in Babysitting, de Chris Columbus 1987), cuando la rubiecita de Karate Kid tenía sólo 24.

(“Game Night”. USA, 2018)

 

TRAILER DEL FILM:
“NOCHE DE JUEGOS”

PRODUCCIÓN:
Warner Bros Pictures España

 

 

*********
JOBLAR EN
“RADIO NUEVO MUNDO”

Escuche los comentarios de JOBLAR en Radio Nuevo Mundo (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM en todo Chile; además de online en
www.radionuevomundo.cl

*********