“RESCATE EN ENTEBBE” — Comentario de CINE

Más que una película de acción delincuencial (como las otras de José Padilha), es un intento de “humanización” del terrorismo de Estado y de los oprimidos, con un encuadre históricamente válido…

Por JOBLAR

Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile

Tiene que haber una buena razón para llevar nuevamente al cine una temática que ha conocido tres películas de alto costo, que ha aparecido citada en otros films o que ha dado origen a bodrios como The Delta Force (de Menahem Golan, 1986).

Nadie gasta tanto dinero porque sí y creo que la explicación está en que el brasileño José Padilha (Tropa de Elite, 2007; RoboCop, 2012; veinte episodios de Narcos, acerca de la vida de Álvaro Escobar, 2015-2016) aceptó realizar un guión que, más que una película de aventuras, apuntara a una “humanización” del contenido ideológico.

En el verano de 1976, dos extremistas alemanes y dos combatientes palestinos secuestraron un avión de Air France con 248 pasajeros a bordo, haciéndolo aterrizar en Entebbe (Uganda). Si en algún momento se pensó que Idi Amin estaba ajeno al asunto, ahora no cabe duda de que estaba de acuerdo con los terroristas, ya que está esperando junto al jefe palestino de la operación.  Pero no se le presenta como un loco, sino como un gigantón megalómano.

En cuanto a los dos alemanes comprometidos, la joven era admiradora de la presunta suicida Ulrike Meinhof y él es un idealista que vio la espantosa realidad de los campos de refugiados palestinos: ello lo ha movido a apoyar la causa, pero no quiere aparecer como nazi. Se conjuga así el sentimiento de culpa alemán, el terrorismo rojo europeo y la ambigüedad política de los países africanos.

El jefe palestino actúa movido por el odio y el deseo de venganza: todos los suyos fueron masacrados en Sabra y Shatila. Y tiene claros los hechos: los israelitas llegaron aquí después de haber sido masacrados y humillados por los nazis; por eso vinieron a hacernos lo mismo a nosotros.

Sin embargo, los momentos más tensos se viven en Tel Aviv. Allí está el contraste entre Yitzhak Rabin (presentado como un pacifista abrumado por los acontecimientos) y ShimonPeres (presentado incluso fisiognómicamente como un psicópata idólatra de la violencia). Ese contraste quiere mostrar a un Rabin pacifista, que cree que así “la guerra no va a terminar nunca”. Pero es el mismo que, durante su campaña electoral en 1988, se va a vanagloriar de que en los dos últimos meses de la Primera Intifada había logrado como ministro de Asuntos Militares, aplicar la brutal política de “huesos rotos”, matando a 260 palestinos y dejando a 7.000 heridos, y detenidos al menos a 18.000.

Aceptó firmar el Acuerdo de Washington con Yasser Arafat, en 1993, pasó a la historia ganando el Premio Nobel de la Paz, pero murió en su ley: acribillado el sábado 4 de noviembre de 1995 en Tel Aviv. Su ejecutor no fue un palestino, sino un judío sionista como él.

Otro elemento de la “humanización” la constituye el que no sólo los pasajeros y la tripulación tienen miedo por lo que está pasando: también lo tienen los jóvenes soldados israelitas, que saben que pueden morir en la expedición. La novia de uno de ellos ha sido seleccionada para la representación de la “Danza de las Sillas”, del israelita Ohad Naharin, puesta en escena mientras se desarrolla el ataque de Entebbe.

Según parece, para recordar —con esa alegoría de la guerra y la paz— que se trata de una película y no de un noticiario en vivo y en directo.

(Entebbe. Gran Bretaña, 2017)

TRAILER DEL FILM:
“RESCATE EN ENTEBBE”

PRODUCCIÓN:
Diamond Films Latam

 

 

*********
JOBLAR
EN
“RADIO NUEVO MUNDO”
Y
“RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE”

Escuche los comentarios cinematográficos de JOBLAR en “Radio Nuevo Mundo” (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM, en todo Chile, en el programa “Escaparate”, que se transmite el día sábado, a las 09.00 horas;
y en “Radio Universidad de Chile” (102.5 FM) el domingo, a las 21.00 horas;
además online en
www.radionuevomundo.cl,
y
www.radiouchile.cl,
respectivamente.
*********