“ANIMAL” — Comentario de CINE

Película dramática que toca muy a fondo el tema de la egolatría y cómo un hombre puede reducirse a un animal cuando prevalece su instinto de supevivencia…

 Por JOBLAR

Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile

La foto de Guillermo Francella en el cartel, que recuerda la de un entrenador de fútbol que le hizo publicidad a un Banco, se asemeja a la de un serial killer. Y la sensación se acrecienta con el recuerdo del jefe de la familia de asesinos de El clan, en la película de Pablo Trapero, de 2015.

Con esa imagen decorada de rojo, esas señales semióticas y ese título, se puede pensar en dos posibilidades: un individuo peligroso que mata por placer o un sujeto que busca venganza porque le mataron a los miembros de su familia.

Pero ninguna de esas lecturas es válida. En realidad, se trata de un ególatra capaz de sacrificarlo todo por un deseo personal. Y puedo decir cuál es, porque en torno a éste gira toda la película: un riñón.

Antonio Decoud lo tiene todo: una hermosa casa, un buen trabajo (es gerente en una industria de la carne), esposa, hijos… Pero su felicidad material se quiebra cuando —debido a una deficiencia renal— debe empezar a dializarse y su única esperanza es el transplante de un riñón.

En vista de la lentitud de la lista de donantes, decide buscar uno por su cuenta. Y lo encuentra en internet: hay un individuo que cambia un riñón por una casa. Entra en contacto con él, descubre que es un “vagoneta”, que finge ser inválido para pedir limosna, que ha dejado embarazada a su compañera (que perdió el empleo en un supermercado por eso) y que vive en condiciones miserables en una casona habitada por indigentes que pueden ser lanzados en cualquier momento.

Cualquier exigencia es poca y la pareja de pillos se dan cuenta que pueden pedir cada vez más. Si el espectador se involucra, corre el riesgo de angustiarse in crescendo.

Antonio cede y cede cada vez más. No piensa más que en él. Está dispuesto a sacrificarlo todo con tal de tener ese riñón.

Si pensamos que todo empezó porque su hijo no quiso donarle uno de sus riñones, queda claro que el concepto de solidaridad y de afecto familiar no existe.

Se trata de una microsociedad que está inserta en una macro-sociedad neoliberal en la que el otro no importa en lo más mínimo. Y el drama empieza a tener tintes policiales al estilo de Cabo de miedo o de El vengador anónimo.

Me parece que viene al caso una reflexión de Curzio Malaparte: “Se cree luchar y sufrir por la propia alma, pero en realidad se lucha y se sufre por la propia piel. Todo el resto no cuenta”.

El director, Armando Bo, es nieto del homónimo marido y realizador de las películas de Isabel Sarli y ganó el Oscar 2015 al mejor guión original por Birdman, de Alejando González Iñárritu.

(“Animal”. Argentina/España, 2018)

TRAILER DEL FILM:
“ANIMAL”

PRODUCCIÓN:
Animal Película

 

 

 

*********
JOBLAR EN
“RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE”

Escuche los comentarios cinematográficos de JOBLAR en el programa “Escaparate”, que se transmite en “Radio Universidad de Chile” (102.5 FM) los días domingo, a las 21.00 horas; y además online en
www.radiouchile.cl.

*********