“MENTES PODEROSAS” — Comentario de CINE

Una nueva distopía con niños y adolescentes, que tienen poderes fuera de lo ordinario y que —para enfrentarse a fuerzas superiores— deben aplicar el principio de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”…

Por JOBLAR

Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile

La distopía ya forma parte del cine nuestro de cada día y, en algunos casos, ha dado origen a películas que todavía esperan sus secuelas como de El dador de recuerdos (The Giver, de Phillip Noyce, 2014) y La huésped (The Host, de Andrew Niccol, 2013).

La que definitivamente no llegó al cine fue Ascendant, que debía ser la culminación de la serie Divergente (Divergent, de Neil Burger, 2014), Insurgente (Insurgent, de Robert Schwntke, 2015) y Leal (Allegiant, de Robert Schwentke, 2016).

Estas “mentes poderosas” son, en realidad, “mentes más obscuras” (darkest minds) y corresponden a las de sobrevivientes de una enfermedad, que mató al 98% de los niños estadounidenses. Ellos tienen poderes especiales, pero no son superhéroes: son preadolescentes y adolescentes, que han sido internados en un campo de concentración para controlarlos, porque se les considera “terroristas”.

Basada en la trilogía de Alexandra Bracken, esta primera película apunta a presentar los personajes y desarrolla una trama sentimental que registra al amor “imposible” entre Ruby (Amandla Stenberg) y Liam (Harris Dickinson). Son jóvenes fugitivos y buscan la libertad, pero son de colores diferentes.

Porque, como siempre ocurría en las películas de antaño, los seres humanos que se aman son separados por alguna circunstancia: el color de la piel, la clase social, la edad, la rivalidad familiar, la tendencia sexual…

En las otras distopías hay seres que pertenecen a cordialidad, abnegación, etc. O son alfa, beta, gama, etc. Lo importante es clasificar por el bien de la sociedad y aquí lo hacen por colores: los azules (como el caucásico Liam) tienen poderes telekinésicos, los verdes (como el afro Chubs) son grandes científicos y matemáticos, los amarillos (como la pequeña asiática Zu) son capaces de controlar la electricidad), los naranja (como la afro Ruby) pueden controlar las mentes (borrando incluso todos los recuerdos de los episodios en que ha intervenido) y los rojos pueden destruirlo todo.

La fuga de los cuatro protagonistas está matizada por una cazadora de recompensas, Lady Jane (Gwendoline Christie) y por la Dra Cate, que pertenece a una Liga contraria el gobierno (Mandy Moore), pero de la cual Liam desconfía.

El film pretende sólo ambientarnos en este mundo de colores y dar a conocer a los protagonistas. Por ahora se puede disfrutar de los efectos especiales y de la historia de amor juvenil. Para el resto habrá que esperar, reflexionando acerca de la necesidad de generar taxonomías para entender los fenómenos sociales. Y —sobre todo— entender que siempre habrá un enemigo y que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Pero “amigo” viene del verbo “amar” y no de la contingencia política-social.

(The Darkest Minds. USA, 2018)

 

TRAILER DEL FILM:
“MENTES PODEROSAS”

Producción:
Film Select Español

 

 

 

 

*********
JOBLAR EN
“RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE”


Escuche los comentarios cinematográficos de JOBLAR en el programa “Escaparate”, que se transmite en “Radio Universidad de Chile” (102.5 FM) los días domingo, a las 21.00 horas; y además online en
www.radiouchile.cl.

*********