“NO QUIERO SER TU HERMANO” — Comentario de CINE

Buenas actuaciones para un guión pobre, previsible y mal desarrollado, además de excesivamente largo. Como en las antiguas compañías de revistas “populares” se abusa de la coprolalia, lo que es una limitante…

Por JOBLAR

Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile

 

Sebastián Badilla protagonizó El limpiapiscinas (de José Luis Guridi, 2011); después produjo y codirigió El babysitter (con su hermano Sebastián Badilla, 2013), para después producir y dirigir Mamá, ya crecí (2014) y Maldito amor (2014).

Todas, de factura televisiva, se apoyaron en una vistosa publicidad, pero no lograron remover la taquilla como —por ejemplo— lo ha hecho Stefan Kramer o Nicolás López.

En esta película, es director y productor y se reserva un papel en el que hace un buddy movie con Lucas Balmaceda, sirviendo de nexo un consagrado Fernando Larraín, como un “colérico viejo”.

El nudo está en la relación entre Johnny Andrés Gaete (Nicolás Poblete) y su hermana Constanza (Dayana Amigo), que invade su casa porque no tiene donde ir después de pelear con su marido. Johnny está comprometido para casarse con Marité, una niña bien de Vitacura (Andrea García-Huidobro), a pesar de que nota que lo desprecian por su origen y que quieren sólo su dinero (en particular el futuro cuñado, que es un haragán que busca financiamiento para publicar un libro).

El remezón que provoca la irrupción de Constanza se dulcifica con el regreso a Chile de Emilia, una amiga de infancia (Mariana Di Girolamo), que ha vuelto de Barcelona. Mientras tanto, se producen choques entre el mundo social de ambos hermanos y el de la novia. Pero falta profundización, si se quiere tomar en serio, o comicidad, si se quiere satirizar.

 

Dan lustre a la acción pequeños personajes como el jefe (Pablo Schwarz) y el padre (Julio Jung), pero el guión es pobre, previsible y está mal desarrollado: diálogos explicativos innecesarios, personajes superficiales y alargamiento innecesario del relato. Este último punto deja una duda: si se le pueden quitar por lo menos 40 minutos, ¿se pretende venderla como miniserie televisiva?

Además, hay un aspecto lingüístico que no es menor. La cantidad de garabatos, al estilo de las antiguas compañías de revistas “populares”, me parece excesiva y termina siendo fin a sí mismo: lejos de representar un estilo goliárdico simpático que retrate, por ejemplo, el habla de la actual juventud universitaria chilena, se transforma en pura vulgaridad y ordinariez.
 

Si quieren vender la película afuera, tendrán que doblarla con otros parlamentos, porque el público extranjero va a entender poco o nada.

Acerca de la posibilidad de un cuadro de costumbres, tampoco es muy acertado por el “clicheteo” de los tipos sociales.

Sin ir más lejos y aprovechando la coprolalia imperante, me atrevo a decir que la Familia Correa queda como las… ¡tristes!

(“No quiero ser tu hermano”. Chile, 2018)

 

TRAILER DEL FILM:
“NO QUIERO SER TU HERMANO”

PRODUCCIÓN
Cinecolor Films Chile

 

 

 

*********
JOBLAR EN
“RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE”

Escuche los comentarios cinematográficos de JOBLAR en el programa “Escaparate”, que se transmite en “Radio Universidad de Chile” (102.5 FM) los días domingo, a las 21.00 horas; y además online en
www.radiouchile.cl.
*********