“VIVIENDO CON EL ENEMIGO” — Comentario de CINE

Fotografía y ambientación impecable para una historia digna del Hollywood de los años ‘50, pero con desnudos y sexo, que no ayudan a superar la superficialidad y la lentitud de una trama absolutamente previsible…

Por JOBLAR

Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile 

 Basada en la novela The Aftermath (La secuela; lo que vino después) del galés Rhidian Brook, la historia se desenvuelve en 1945, en Hamburgo, cuando Alemania ha sido ocupada por los Aliados.

Lewis Morgan (Jason Clarke) es un oficial británico que junto a su esposa Rachael (Keira Knightley) llegan a ocupar la mansión del arquitecto Stefan Lubert (Alexander Skarsgård). Éste acepta la expropiación con dignidad, mientras que su hija Freda (Flora Thiemann), de 14 años, no acepta que le quiten lo que es suyo y decide —incluso— trabajar con los miembros de la Resistencia, que llevan tatuados dos números “8”, equivalentes a H(eil) H(itler).

La película se basa en contrastes: vencedores y vencidos, ricos y pobres, humilladores y humillados.

Con todo el background que lleva consigo el espectador de películas estadounidenses, no cabe duda que la gran excusa de tratar mal a los alemanes sea que, si hubieran ganado la guerra, habrían tratado mal a los que no eran nazis.

Con una fotografía y una ambientación impecables, lo mejor es la alternancia de dos mundos, que reflejan también la existencia durante y después de la guerra: la villa lujosamente amueblada (de la gente pudiente a la que no le faltó ni le falta nada) y la ciudad reducida a escombros debido a los bombardeos (de la gente común que busca los restos de sus familiares desaparecidos y sobrevive con pocas calorías diarias).

Lo que menos convence es la historia de amor adúltero, que resiente de drama hollywoodense de los años ‘50. A éste se incorporan encendidas escenas de sexo en las que la filiforme Keira no tiene inconveniente en mostrar que no tiene pechos ni nalgas que exhibir, pero sí una gran fuerza hormonal femenina.

Con un aire de Anna Karenina y de El Doctor Zhivago, se derrama el dolor por la pérdida de seres queridos y el amor conyugal, que se expresa en la búsqueda de la felicidad del otro.

El film está bien hecho para los que gustan de este tipo de relatos, pero —para mi gusto— falta una profundización de los personajes. Y, es necesario decirlo, mientras la Knightley no aparece desnuda, es un figurín que exhibe piezas de alta costura.

(The Aftermath. USA/Gran Bretaña, 2019)

TRAILER DEL FILM
“VIVIENDO CON EL ENEMIGO”

PRODUCCIÓN
20th Century Fox LA

 

 

*********
JOBLAR EN
“RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE”

Escuche los comentarios cinematográficos de JOBLAR en el programa “Escaparate”, que se transmite en “Radio Universidad de Chile” (102.5 FM) los días domingo, a las 21.00 horas; y además online en
www.radiouchile.cl.
*********