“EL CUENTO DE LAS COMADREJAS” — Comentario de CINE

Comedia negra de excelente factura, que repropone un éxito argentino de 1976 y que encuentra sus raíces en dos clásicos del cine norteamericano. Recuerden: la comadreja no se caza; viene para que la cacen…

Por JOBLAR

Miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile 

La película es un remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico, que dirigió José Martínez Suárez en 1976, un período negro para la historia argentina, porque a pocos días del estreno (el 22 de abril para ser más exacto) se produjo el golpe de Estado, que habría de producir aislamiento y temor entre los intelectuales y la población, en general.

El cuento de las comadrejas transcurre en la época actual y se advierte no sólo por el contraste en el vestuario de los viejos y los jóvenes, sino también en temas como la especulación edilicia.

Un reparto de lujo interpreta a una actriz exitosa en otros tiempos (Graciela Borges), su marido inválido (Luis Brandoni), su ex director (Óscar Martínez) y su ex guionista (Marcos Mundstock) que viven separados del mundo en una casona ubicada lejos del tiempo y del mundanal ruido. Su monótona vida se ve interrumpida sólo por los disparos de uno de ellos contra las comadrejas, que no se cazan sino que vienen para ser cazadas.

Es así como irrumpen en sus vidas dos jóvenes (Clara Lago y Nicolás Francella), quienes quieren a toda costa apropiarse de la mansión para edificar un condominio. Recurrirán a todos los artificios de seducción, fraude e, incluso, amenazas. Pero la relación de este cuarteto geriátrico oculta también algunos secretos, que poco a poco empezarán a aflorar. Y los viejos saben más por viejos que por diablos.

Hay secuencias memorables, como la partida de pool, los recuerdos de filmación y el intento de acoso de la joven decidida a dominar el mundo.

Y también homenajes al cine con reminiscencias de El ocaso de una vida (Sunset Boulevard, 1950) de Billy Wilder, que reunió a la antigua diva Gloria Swanson con un juvenil William Holden.

Pero más atrás se encuentra Arsénico y encaje antiguo (Arsenic and Old Lace, 1944), de Frank Capra, basada en la pieza teatral de Joseph Kesselring (1939). Todo ello contribuye a una mayor entretención, que se basa en el cinismo válido en todos los tiempos. Arsénico o cianuro, el peor veneno es el ser humano mismo.

¡Muy buena comedia negra!

(“El cuento de las comadrejas”. Argentina / España, 2019)

 

TRAILER DEL FILM:
“EL CUENTO DE LAS COMADREJAS”

 PRODUCCIÓN
Trailers In Spanish

 

 

 

 

 

*********
JOBLAR EN
“RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE”

Escuche los comentarios cinematográficos de JOBLAR en el programa “Escaparate”, que se transmite en “Radio Universidad de Chile” (102.5 FM) los días domingo, a las 21.00 horas; y además online en
www.radiouchile.cl.
*********