CUARENTUNA FEMENINA UNIVERSITARIA DE CHILE CELEBRÓ SU PRIMER AÑO DE EXISTENCIA

Agrupación musical es pionera en su categoría a nivel mundial, y reúne a representantes de Tunas de Santiago, Concepción, Temuco y Valparaíso…

 

SANTIAGO (Chile), 12 de Agosto — 2019.-  En un ambiente íntimo, lleno de música, versos y misticismo, se desarrolló este fin de semana la celebración del primer año de vida de la Cuarentuna Femenina Universitaria de Chile, agrupación artística pionera en su categoría a nivel mundial.

La cita fue en la cantina gourmet “A lo Roto”, ubicada en el corazón del Barrio Yungay —centro de Santiago— que se desbordó con la presencia de integrantes de distintas tunas y estudiantinas chilenas, y seguidores de este antiguo arte. Y es que nadie quiso quedarse abajo para escuchar “en vivo” a estas talentosas mujeres, precursoras de varias Tunas Femeninas de nuestro país, hoy reunidas en esta innovadora propuesta cultural.

Las Cuarentunas como tal surgen en Barcelona (España) en la década de los ‘70 del siglo pasado, cuando antiguos tunos deciden reunirse motivados por la nostalgia, para recordar aventuras de antaño y llevar a la acción algunas dimensiones que este quehacer desarrolla. Este “segundo aire” es precisamente el que motivó a este grupo de once mujeres a compartir sus experiencias vividas en su época estudiantil como participantes de diversas agrupaciones femeninas (algunas, con más de veinte años de experiencia en el tunar), y fundar el 4 de agosto de 2018 la primera Cuarentuna Femenina Universitaria del mundo.

 

El CONCIERTO 

La celebración se inició con la presentación de la Estudiantina La Trobada, cuyos integrantes prepararon el ambiente festivo. Minutos más tarde, una fuerte ovación recibió a las protagonistas del concierto, quienes tañeron con entusiasmo sus guitarras, trinos, castañuelas y panderos, encantando al público con recordadas melodías y el estreno de versos y canciones propias.

Ramón Andreu Ricart, destacado investigador del movimiento de Tunas y folklore de Chile, fue uno de los asistentes a esta cita: “El evento estuvo genial… Las antiguas becadas de distintas Tunas Femeninas chilenas que hoy componen esta Cuarentuna, están como en sus mejores momentos, con mucho material musical nuevo y con sus hits del recuerdo; vestuario impecable, en terciopelo negro muy bien diseñando y confeccionado. Fue un ‘convivium tunístico’ de los mejores, donde las mismas becadas que impulsaron el nacimiento de la Tuna Universitaria Femenina en Santiago, Temuco, Concepción y Valparaíso, ahora aportan con la pionera Cuarentuna Femenina Universitaria de Chile. Un significativo hito en el Buen Tunar chileno”. 

Durante la velada, varios asistentes dejaron por escrito impresiones y dedicatorias a la agrupación, como fue el caso de Rogelio Codern, quien plasmó: “¡Cuánta energía; un bálsamo para nuestras vidas, de alegría, amor y amistad. Entregan talento desbordante… ¡Nunca desfallezcan! Tienen un inmenso futuro y un mundo de posibilidades”.

Finalizada la gala, Roxana Caracuel, directora de la agrupación, comentó: “La celebración se vivió con un gran frenesí, en un ambiente íntimo con viejos amigos, que estuvo cargado de intensas emociones, donde sentimos sinceramente el gran cariño que nos tienen (…). La Cuarentuna Femenina Universitaria de Chile marca un referente en cuanto al movimiento femenino por ser la primera de su categoría en el mundo, donde queremos tomar la experiencia que hemos adquirido a lo largo de muchos años de vida tunantesca y plasmarla en varias tareas que ya estamos concretando, como la creación de un cancionero dedicado a la Tuna Femenina, impulsado por nuestra directora musical, la folklorista Andrea Andreu Muñoz, hito que nos llena de orgullo y nos motiva a perseverar en esta hermosa tradición, desde un punto de vista femenino”.

Actualmente, la Cuarentuna Femenina Universitaria de Chile está compuesta por antiguas integrantes becadas y fundadoras de la Tuna de Señoritas de la Universidad de Chile (Santiago); la Tuna Femenina de la Universidad de Concepción (Concepción); la Tuna Femenina de la Universidad de la Frontera (Temuco), y la Tuna Femenina de la Universidad de Playa Ancha (Valparaíso).