“Jigsaw – El juego continúa” — Comentario de CINE

Parece que Jigsaw sigue existiendo en vista de sus nuevas víctimas. El público verá nuevamente al muñeco sobre el velocípedo y las mortales pruebas que deben cumplir los condenados para seguir en vida. Y no adelanto nada más.

Por JOBLAR

¿Pero Jigsaw (ad saeculum John Kramer) no había muerto? ¿Incluso, en uno de los capítulos de la saga, los espectadores fueron testigos de su autopsia y de cómo de su estómago se extraía un minicassette con instrucciones?

Todo es posible. De hecho, Tobin Bell está en el reparto.

No es la única pregunta que encuentra su respuesta en la película y no voy a ser yo quien las recuerde arruinando el elemento sorpresa, que sigue apareciendo como ha estado presente desde la primera entrega de la franchise, dirigida por James Wan en 2004.

Un ladrón, Edgar Munsen (Josiah Black), acorralado por la policía, exige la presencia del detective Halloran (Callum Keith Rennie) mientras tiene en su mano un control remoto. Antes de ser acribillado anuncia que el juego empezó y que hay cinco personas condenadas a muerte.

En efecto, el público empieza a seguir las vicisitudes de cinco personas que tienen un balde metálico sobre su cabeza y están atados por cadenas que los arrastran hacia sierras metálicas. Para salvarse, deberán confesar sus culpas. Y su suerte (que incluye al horrendo muñeco sobre el velocípedo) seguirá en paralelo con la búsqueda del presuntamente desaparecido Jigsaw, de quien se conoce vida y milagros por un sitio de internet.

Es así como el anatomopatólogo Logan Nelson (Matt Passmore) y la especialista Eleanor Bonneville (Hannah Emily Anderson) se encargan de nuevos cadáveres. Uno de ellos es encontrado colgando en un parque y, dentro de la cabeza destrozada bajo el balde, hay un pendrive con una grabación de John Kramer. En el cuerpo, hay también rastros del ADN del difunto ejecutor de facinerosos.

Los hermanos Michael y Peter Spierig consiguen su cometido: crean un suspenso en el que todos dudan de todo. Como en los tiempos de Hitchcock, sería un crimen revelar los minutos finales. Si es que se puede llamar finales, porque algo me dice que la serie tiene cuerda para rato.

Y no sólo por el espanto sadomasoquista de ver sufrir a los demás, sino por la sociopatía de interpretar la justicia como venganza personal en vista de que los encargados de administrarla no cumplen con su deber.

(“Jigsaw”. USA, 2017)

TRAILER DEL FILM
“Jigsaw – El juego continúa”

PRODUCCIÓN
MikenSeries

*****
Escuche los comentarios de JOBLAR en Radio Nuevo Mundo (CB-93 AM) y su cadena nacional de 25 emisoras FM en todo Chile; además de online en www.radionuevomundo.cl
*****